Volver a index
4 4 5 6 7 8 9 10 11

8 de octubre de 2014

Ya llevamos más de la mitad de Festival, comienzan a correr rumores de que el nivel de la sección oficial no ha sido el esperado y por eso han acabado añadiendo los films de Cronenberg y Godard a última hora. Cuando preguntas si eso se puede hacer, la respuesta es: 'Esto es Sitges'.

LA FRENCH (2014) de Cédric Jimenez

L'altra frontera

Película que narra el momento álgido y disolución de La French Connection que durante la década de los 60 y 70 marcó el mercado de heroína entre Turquía, Marsella y EEUU.

El cine ya se había acercado al tema directamente con las dos partes de French Connection en 1971 y 1975, con la principal diferencia que aquellos films hablaban de los hechos en el mismo momento que ocurría, mientras que el film de Cédric Jimenez puede enfocarlo con la distancia de casi 40 años.

Por lo visto en este, y su anterior film, Aux yeux de tous (ídem, 2012), Jimenez no parece un cineasta demasiado dotado. Pero consigue salir airoso durante las más de dos horas necesarias para narrar estos hechos históricos desde el punto de vista del juez Pierre Michel (Jean Dujardin). La ambientación está bien recreada, aunque se nota cierta torpeza en algunas secuencias que pretenden ser épicas.

Pero se trata de un más que correcto thriller policiaco, con sus tramas mafiosas y corrupción de interés por estar basado en hechos reales. Aunque siempre quedará la duda de cuanto partido podrían haber sacado de la misma historia directores de la talla de Martin Scorsese o, sin salir de Francia, Jacques Audiard.

ANNABELLE (2014) de John R. Leonetti

Maps to the stars

Mientras esperamos a que se realice la secuela de Expediente Warren (The conjuring, 2013) de James Wan, Warner ha decidido aprovechar el tirón de su éxito para rodar un spin-off centrado en la muñeca Annabelle que aparece en dicha película.

John R. Leonetti, director de secuelas olvidables de films de éxito: Mortal Kombat: Annihilation (ídem, 1997) o El Efecto mariposa 2 (The butterfly effect 2, 2006), es el encargado de llevar a cabo la película que explica el origen de Annabelle. Como era de esperar por su filmografía, más allá de un acabado técnico correcto que le ha proporcionado el presupuesto, no hay mucho que se pueda destacar.

Lejos de la personalidad de James Wan, Leonetti se conforma con imitar toscamente su estilo. Por lo que vemos algunos de esos lentos zooms inquietantes, sustos de personajes que aparecen rápidamente en segundo plano o el parecido en el diseño diabólico de alguna de las criaturas.

Salvando algunas secuencias, como los asesinatos iniciales, en general se trata de una mala copia del cine de James Wan.

Lluís Alba